USOS DE LA TECNOLOGÍA POR PARTE DEL GOBIERNO DURANTE LA PANDEMIA

La transformación digital de Colombia lleva años gestándose. Éste es uno de los países de la región con mayor desarrollo tecnológico en los procesos estatales. La tecnología de Sistemas de Información Geográfica (SIG) es una de las que más trascendencia y sentido ha tomado como una herramienta pertinente y efectiva, de cara a la toma de decisiones de políticas públicas acertadas y asertivas y en la adaptación de las dinámicas del país hacia la evolución tecnológica.

La conectividad, operatividad e integralidad de los procesos no se da de manera fortuita. Desde el control de siembra y tala de árboles hasta el control de las vacunas COVID-19 que se aplican en el país, toda la información navega en un ecosistema georreferenciado, que cumple varias funciones y organiza las estrategias de cada sector colombiano, por grande o pequeño que sea.

ESRI

Hace más de 30 años Esri- compañía líder en el sector de SIG del mundo- inició labores en Colombia, ofreciendo a organizaciones públicas y privadas soluciones tecnológicas para apoyar la toma de decisiones basadas en información geográfica, utilizando datos de diversas fuentes, de acuerdo con las necesidades específicas de cada entidad. Lo anterior teniendo en cuenta la importancia del análisis de datos y de la incorporación de los sistemas de información geográfica para comprender e interpretar condiciones y eventos, estableciendo relaciones y patrones que permitieran solucionar problemas desde una perspectiva geoespacial.

La tecnología SIG se ha convertido en una plataforma fundamental para que los gobiernos aborden la solución de problemas desde una perspectiva geoespacial, mejoren la toma de decisiones y brinden bienestar al ciudadano. Se han convertido en una herramienta clave para procesar cada vez más grandes volúmenes de datos de referencia espacial, permitiéndoles tomar decisiones más rápidas en favor del bienestar en las comunidades.

De la mano con las necesidades planteadas por cada sector, Esri se ha encargado de estudiar, interpretar y solucionar las necesidades planteadas a través del Sistemas de Información Geográfica.

Beneficiados

Uno de los sectores colombianos que más beneficios ha tenido de las herramientas de georreferenciación desarrolladas por Esri es el de la salud pública. Para el manejo de la pandemia de la COVID-19, desde la salud pública se necesitaban métodos y estrategias alternativas a las convencionales en el campo de la epidemiología, especialmente ante la necesidad de diseñar planes y medidas de confinamiento inteligentes, priorización de poblaciones espaciales y tamizajes efectivos para la toma de muestras.  Para ello, con el apoyo de Esri, se diseñó el visor geográfico COVID-19 INS en un espacio web estructurado en ArcGIS Online, donde se cargan los casos georreferenciados y al cual tienen acceso los entes territoriales de salud.

De esta forma se pudo hacer una caracterización de los casos de COVID-19 y su análisis epidemiológico a nivel espacial (edad, sexo, fechas de consulta, diagnóstico, síntomas, entidades prestadoras de salud, municipios y departamentos). Esta tecnología facilitó el análisis de la información por parte de las autoridades gubernamentales y de salud y ayuda a determinar el comportamiento espaciotemporal de la enfermedad, caracterizar áreas y población con mayor riesgo y priorizar zonas para la toma y tamizaje de muestras.

Los SIG también le han permitido al gobierno, a través del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, por ejemplo, desarrollar procesos como el diseño y la construcción del Hub de Biodiverciudades- iniciativa alineada con las agendas globales que promueven el desarrollo de ciudades sostenibles. También trabajó en la definición de un aplicativo para la identificación y captura de información relacionada con los procesos de plantación de árboles, en el marco del compromiso adquirido por el Gobierno nacional de sembrar 180 millones de árboles antes de agosto de 2022.