¡Si se puede medir y mejorar!

Establecer mediciones es importante en las organizaciones no solo para tomar decisiones basadas en estadísticas, sino porque permiten saber cuáles son los resultados de las personas ya sea para establecer nuevos impulsos o compensarlas por sus logros.

Todas las organizaciones, independientemente de su tamaño, deben tener una estructura para poder realizar tanto las contrataciones, los ascensos y despidos. Cuando se carece de ello es un problema enorme para poder discriminar entre las personas que son realmente productivas de aquellas que no son.  

Ante este caos, es supremamente importante basar todas las decisiones en estadísticas. Si una persona es muy buena en su cargo y ha entregado excelentes resultados, es merecedora de un ascenso, un aumento o algún bono. Si por el contrario no lo es, es causa justa de amonestación, regaño o despido. ¿Pero dónde inicia todo esto?

PARA LEER MÁS SUSCRÍBASE…