Las Fintech revolucionan los servicios financieros

Los drásticos cambios planteados por el desarrollo de nuevas tecnologías invitan a que los sistemas financieros incorporen y prioricen la simplificación de sus procesos en sus estrategias comerciales para llegar al cliente. En el 2020 estos desafíos, que la tecnología ya los evidencia de por sí, se han visto intensificados por la emergencia sanitaria. Hoy, no se puede pensar que la simplificación de los procesos es una ventaja competitiva, en el 2020 realizar trámites de manera virtual es una necesidad.

El desarrollo de nuevas tecnologías aplicadas a la industria financiera es lo que se conoce como el sector Fintech. Compañías financieras especializadas en materia digital que implementan nuevos procesos o crean productos para el sector financiero hacen parte de este segmento, llevando al consumidor todas las alternativas digitales que le permiten relacionarse de manera óptima con los servicios y productos financieros más avanzados.

La evolución de las Startups permite que día a día se desarrollen nuevos productos y que éstos puedan ayudar a las personas en sus negocios, facilitando sus procedimientos, buscando simplificar servicios y al mismo tiempo ampliando el acceso a mecanismos de financiación alternos. Con solo un clic, sin salir de su casa, sin ir a un establecimiento y sin hacer trámites desgastantes una persona puede tener acceso a un crédito.

El segmento Fintech está liderando los mercados, creciendo y evolucionando cada día está logrando que los consumidores se familiaricen con las nuevas metodologías para acceder al crédito. Realizar todos estos trámites de una forma más ágil y sencilla se vuelve una actividad cada vez más cotidiana. Gracias a esto, el sector está rompiendo todo tipo de esquemas tradicionales, compitiendo por ofrecer la mejor experiencia al cliente, ganando confianza, apoyando los nuevos negocios y mejorando la experiencia de los consumidores con los productos y servicios financieros. Este aprovechamiento de las herramientas tecnológicas no sólo optimiza los tiempos y mejora las relaciones con el sistema, también reduce los costos, al no tener, por ejemplo, establecimientos físicos, estos costos de funcionamiento se pueden trasladar a mejorar el servicio y la experiencia del cliente con los productos. Con el uso de todas las herramientas digitales posibles estos productos y servicios financieros son más asequibles y cercanos que antes.