La Universidad de La Sabana se alista para fabricar, en serie, ventilador mecánico invasivo y de bajo costo para pacientes con COVID-19.

Esto es posible luego de superar con éxito las pruebas realizadas por un equipo de anestesiólogos, intensivistas y neumólogos, en el laboratorio de simulación de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Sabana, así como en las instalaciones del Instituto de Simulación Médica (Insimed) donde se realizaron pruebas con biomodelos.

 

La Facultad de Ingeniería de la Universidad de La Sabana en conjunto con la Facultad de Medicina, la Clínica Universidad de La Sabana y la Fundación Neumológica Colombiana, hicieron un desarrollo fast track de un ventilador mecánico invasivo que permite suplir la respiración de pacientes con compromiso respiratorio grave, como el visto en pacientes con COVID-19.

 

Esta iniciativa surgióluego de que la Clínica Universidad de La Sabana fuera designada como institución centinela en Cundinamarca, para atender posibles casos de Coronavirus en la regiónnorte de Bogotá y el Departamento, en una carrera contrarreloj contra el virus, que ya seha cobrado varias vidas en Colombia y miles en el mundo entero.“Hemos diseñado y fabricado con un equipo interdisciplinar, un ventilador mecánico invasivo para pacientes afectados por el COVID-19. Es un equipo sencilloy de bajo costo que cumple las funciones y estándares que se requieren para atender a este tipo de pacientes”, aseguraObdulio Velásquez Posada, rector de la Universidad de La Sabana.

 

Este dispositivo está diseñado con elementos nacionales de bajo costo y fácil consecución, y puede alimentarse por cilindros de oxígeno o conectado a las tuberías de gases hospitalarios. Funciona con corriente eléctrica y tiene una batería de respaldo en caso de interrupción de energía, ycuenta con sistemas de seguridad y alarma que evitan que se excedan las presiones tolerables por el ser humano. Ya se han adelantado todos los trámites y cumplidos todos los requisitos anteel Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), y en este momento el equipo se encuentra en proceso de alistamiento para su fabricación en serie.

 

Desde la parte científica, llevamos varias semanas preparándonos para atender esta contingencia, buscando la mejor evidencia en guías de manejo, protocolos de bioseguridad acordes con pautas internacionales, normatividad, adecuación de la infraestructura, logística en insumos hospitalarios, medicamentos, formación de personas, etc.Además, la Clínica como institución acreditada a nivel nacional, cuenta con todo el recurso humano idóneo para enfrentar esta dificil situación. Tenemos disponibles equipos de ventilación mecánica, monitorización acorde con nuestra capacidad instalada, un soporte de imágenes diagnósticas y laboratorio clínico adecuado para el diagnóstico oportuno”, sostiene el doctor Juan Guillermo Ortiz, director General de la Clínica Universidad de La Sabana.