La tendencia mundial de los dispositivos inteligentes que facilitan el negocio de los seguros

La generación de ventas, la obtención de data que permita desarrollar soluciones y productos específicos adecuados al perfil de los usuarios y una automatización efectiva de los procesos relevantes como los reclamos, son algunas de las cualidades que los dispositivos inteligentes pueden brindar a cualquier compañía, otorgando una mejora integral de la experiencia del usuario.

Esta tecnología permite una interacción autónoma entre diferentes dispositivos. Sus usos se adecuan a cada sector o necesidad y es en el mercado de los seguros donde se presenta una oportunidad que puede cambiar y facilitar la forma de hacer negocios.

Una de las áreas emergentes más relevantes dentro de la conferencia Insurtech 2016 en Singapur fue la de telemática, es decir, la fusión entre sistemas informáticos y de telecomunicaciones que generan productos y soluciones para el envío y recepción de datos. Sus infinitas aplicaciones han llevado a empresas aseguradoras, por ejemplo, a promover el uso de sensores domésticos inteligentes para reducir el costo del seguro del hogar.

Estos dispositivos pueden dar desde seguimiento a la humedad del lugar hasta proveer un circuito de cámaras de vigilancia en vivo. A esto se suman las variadas ofertas de alarmas inteligentes y sistemas avanzados de advertencia para la prevención de accidentes de auto, que logran disminuir siniestros y proteger al usuario.