Haga más amable el sitio web de su empresa

El masivo uso de internet está demandando una manera de navegar más fácil, con un entorno libre y limpio de desorden. Eso es algo que deben pensar los empresarios para dar funcionalidad al sitio web de la empresa, destacando contenidos y proporcionando un mayor valor.

Lo que se debe tener en cuenta, es contar con buenas prácticas para que el sitio web sea pensado desde la usabilidad. Algunas veces los diseñadores de páginas, o las ganas de comercialización a través de ellas, las saturan con banners, anuncios, colores y widgets que además de ya no ser tendencia, hacen la página pesada para el usuario.

Hay que tener en cuenta, que si una empresa entiende y conoce a las personas que están usando su producto, será más fácil diseñar una página útil y acorde a lo que los clientes necesitan. La experiencia que se ofrece a través de la herramienta web debe centrarse en entender las actividades, el contexto y ayudar a los clientes a resolver sus necesidades. Estos son los puntos que se deben tener en cuenta para lograr una página web visitada y con buena reputación.

Cuidado con la velocidad de carga: implementando algunas técnicas sencillas se puede reducir el tiempo de carga de un sitio web para mejorar la interacción con los clientes y visitantes. Esto se puede lograr mediante la compresión de imágenes, eliminando flash y limitando la subida de archivos de gran tamaño. Está comprobado que cuando una página web demora más de cinco segundos en cargar, los usuarios se dan por vencidos, la abandonan y se dirigen a otra. Los nuevos diseños de página web tienen gran contenido de videos e imágenes, lo que si bien resulta visualmente atractivo, hace los tiempos de carga más largos.

Siempre información útil y valiosa: ese debe ser el lema para decidir lo que se sube a la página web. Es vital para la empresa que los clientes y los potenciales clientes, puedan obtener esta información de manera completa, exacta, y actualizada. Seguro que los visitantes saldrán del sitio web en un segundo si la información que se les proporciona es desactualizada, y se encargará de difundir la noticia si conlleva imprecisiones. Los visitantes buscan información de la empresa, de los servicios, de los productos y, lo más importante, cómo se pueden beneficiar.

Facilidad, actualidad y frescura: el objetivo de la página es hablar y mostrar el producto o servicio que ofrece la empresa. También se puede incluir información relevante que les servirá de respuesta a las preguntas que los lectores puedan tener. Los contenidos deben ir con imágenes pertinentes y atractivas. No se debe rellenar todo el espacio con información, menos si se trata de letra pequeña. Los lectores se sienten atraídos por las páginas “limpias” y una disposición lógica. El visitante necesita sentir que tiene una experiencia participativa, divertida, que además de la información que busca, tenga el contacto e incluya enlaces interesantes.