Haciendo realidad el cierre de la brecha de género

El cierre de la brecha de género se ha convertido en un tema fundamental en Colombia y desde todas las aristas se ha buscado generar más conciencia acerca de esta situación que aún sigue vigente, y buscar iniciativas y estrategias que cada vez más nos acerquen a la igualdad de género. El mundo corporativo es uno de los ámbitos que más se ha pronunciado acerca de esta brecha y el largo camino que tiene el país por recorrer para que la equidad sea una realidad.

Si bien el avance en términos de cerrar esta brecha ha sido enorme y la labor de muchas mujeres que se han puesto al frente del tema ha generado cambios, aún hay mucho trabajo pendiente para que podamos hablar de una verdadera equidad. El sector TIC es tal vez una de las industrias en las que menos mujeres trabajan, no solo en cargos directivos sino también en cargos medios y bajos. Históricamente, este ha sido un sector mayoritariamente de hombres y en el que de manera muy tímida algunas mujeres han incursionado, buscando cambiar esta realidad y demostrando que tienen todas las capacidades para desarrollarse en este sector.

Por ejemplo, según la UNESCO en el año 2019 la tasa promedio de mujeres investigadoras era de 29% y tan solo el 35% de estudiantes de STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, por sus siglas en inglés) en la educación superior eran mujeres, lo que demuestra que la brecha proviene en gran medida del sistema educativo y se hace más evidente en el mercado laboral, pues reduce el acceso de las mujeres a cargos en el sector de las TIC, entre otros relacionados con estas áreas de estudio.

InterNexa, empresa de tecnologías de la información y telecomunicaciones, con más de 20 años de experiencia, está convencida de que las organizaciones son cada vez más conscientes de la importancia de la diversidad, no sólo desde la perspectiva de impacto social, sino también desde los beneficios del abordaje diverso para los negocios. Y que las cifras de mejora en productividad, seguridad, innovación, entre otras, han venido sensibilizando a los altos niveles directivos para mejorar la equidad de género.

“Particularmente en InterNexa hemos abierto posibilidades mayores de desarrollo y evolución para el talento femenino, no sólo desde la perspectiva de formación y entrenamiento, sino ayudados de otros formatos como mentorías para fortalecer sus capacidades y ser excelentes candidatas en el momento de un proceso selectivo. Que además de sus conocimientos, puedan ofrecer a la organización un gran empoderamiento de ellas mismas para cualquier posición”, asegura Ana María Franco, gerente de gestión empresarial en InterNexa.

Si bien la industria TIC tiene su sustento en carreras STEM, en las que es evidente la contracción gradual de talento, especialmente femenino, hay algunos frentes que se nutren de programas confluentes entre estado y empresa, que vienen estimulando desde tempranas edades a los jóvenes (hombres y mujeres) para su atracción al mundo ingenieril.

En el caso de InterNexa han venido aprovechando fenómenos laborales asociados a la post pandemia para aportar valor en la industria, con iniciativas tales como: “trabajo deslocalizado, donde puedes acompañar las nuevas expectativas generacionales de trabajar desde otros países; brokers de contratación remota, buscando talento internacional; modelos de trabajo híbridos con mayor flexibilidad. Estos conceptos, apoyan la superación de barreras de todo público, pero especialmente el femenino, permitiendo un mayor balance laboral-personal”, asegura Ana María Franco.

La compañía vislumbra los próximos años de manera optimista, consideran que la industria de TIC en Colombia y en Latam tiene un futuro lleno de oportunidades de desarrollo, y en ese gran ámbito estratégico, la equidad de género es clave para avanzar rápidamente, aportando desde la complementariedad de visión y abordaje.

Proponen además, que se debe seguir formando y sensibilizando a la población en cuanto a las fortalezas que trae la diversidad. Asegurando liderazgos incluyentes que rompan paradigmas. Fortaleciendo espacios de trabajo intersectoriales que refuercen la oferta de valor para los jóvenes que está en procesos de decisión de carrera y así se atraiga cada vez más a la juventud para el desafío futuro que tiene nuestra industria, como protagonista de la nueva sociedad, basada en tecnología con valor y humanidad. “Especialmente en Internexa, seguiremos fieles a nuestro propósito: Construimos un mundo digitalmente humano; con todo el talento de mujeres y hombres aportando para ello” concluye Ana María Franco.

Así pues, aportar al cierre de la brecha digital es para InterNexa una prioridad, que se ve reflejada no solo en su propósito sino también entre los colaboradores, que día a día son más diversos en términos de género.