ESTABILIDAD FINANCIERA

Natalia Ortegón

En el último informe del Banco de la República muestra cuál fue el comportamiento de la cartera hasta el mes de febrero del 2020 y los pronósticos que tiene con la desaceleración económica.

 

En el segundo semestre del 2019 y los primeros meses de este 2020, en especial en el mes de febrero, se observaba un crecimiento del balance de los establecimientos de crédito, en el que mantuvieron números positivos de solvencia y rentabilidad según sus activos del 6.4%.

 

En el caso del consumo, su crecimiento real anual fue del 13.1%, el más alto en siete años, pero debido a la desaceleración producida causada por la pandemia, se redujo levemente la rentabilidad de los establecimientos de crédito, aunque se mantiene por encima de su mínimo 4.5%.

 

Según los expertos del Banco de la República a futuro el escenario que podría presentarse es que la rentabilidad de las empresas disminuya 2.9%, un resultado que no se había visto desde la crisis de los 90. Así las cosas, las altas tasas de interés y la desaceleración económica desatarían la baja de cartera.