Colombia tiene reservas de gas hasta el año 2023, según Promigás

La actual oferta de gas natural frente a la proyección de la demanda muestra que hay un abastecimiento total hasta el año 2023, según se indicó durante la presentación del Informe del Sector de Gas Natural 2019, por parte de Promigás.

 

No obstante, se aclaró que en ese periodo no se está incluyendo el volumen de gas natural que puede suministrar la planta de regasificación ubicada en Mamonal, Cartagena, a través de importaciones de GNL.

 

Todos los esfuerzos de los agentes del sector en estas dos décadas, de mano con el Gobierno Nacional, se ven reflejados en la excelente dinámica que se observa en las cifras de cobertura de gas natural. En este período, se llevó el gas a siete departamentos, 584 municipios, 7,4 millones de usuarios residenciales, con lo cual se alcanzó cobertura efectiva en 46 puntos porcentuales, y 158.896 comercios e industrias.

 

Actualmente, en nuestro país siete de cada diez habitantes tienen acceso a las bondades del gas natural, cuando 20 años atrás solo dos de cada diez podían disfrutar de este energético. Una razón más para afirmar que el gas natural es un beneficio para los colombianos.

 

En términos generales, los usuarios conectados a gas natural en las cuatro grandes regiones del país presentaron crecimientos importantes en estos últimos 20 años, acordes con su nivel de población. La región Pacífica, que en 1999 solo contaba con unos cuantos usuarios en el Valle del Cauca, presentó en este período el TACC más alto, 17 %, dada la masificación alcanzada en el Valle del Cauca y la llegada a Cauca, Nariño y Chocó.

 

A cierre de 2018, con los usuarios de cuatro grandes distribuidoras del país: Gas Natural, EPM, Gases de Occidente y Gases del Caribe, se obtiene una concentración de 59% del total de usuarios del país. De un total de 7,6 millones de usuarios conectados en los últimos 20 años, 6,3 millones, un 84%, pertenecen a los estratos 1, 2 y 3, correspondientes a la población con menores ingresos.

 

A finales del siglo XX, el GNV en nuestro país solo tenía presencia en las capitales de la Costa Caribe, y apenas iniciaba su desarrollo en Bogotá y en Neiva. En la actualidad, esta tecnología llega casi a la totalidad del país, y se encuentra cercana a los 600.000 vehículos convertidos, una tercera parte de ellos en Bogotá.

 

Con el propósito de incentivar el consumo de GNV en el país, empresas del sector, pertenecientes a diferentes eslabones de la cadena, le apuestan a un nuevo segmento de este mercado. Se trata de vehículos dedicados para el sector del transporte de carga, como camiones y tractocamiones de carga pesada en carreteras, y vehículos “última milla”, que realizan despachos urbanos. Estos se constituyen en una nueva oferta de transporte limpio para movilizar carga en Colombia