Beneficios personales, la mejor manera para reducir la rotación del personal

Actualmente el mercado laboral se enfrenta a uno de sus principales desafíos, mantener al mejor talento en perfecta sintonía con los objetivos de la empresa generando una preocupación extra al área de gestión humana, ya que el porcentaje de rotación del personal es alto y los trabajadores ya no están interesados en salarios altos, sino en tener una serie de motivaciones que contribuyan a cumplir el propósito de su sitio de trabajo.

 

Según estadísticas del portal de empleo Career Builder, el 58% de los empleados de la actualidad consideran que los beneficios personales se han convertido en la mejor manera para reducir la rotación del personal.

 

La segunda edición de “THE WORK BOOK” explora el poder de los beneficios dentro de las organizaciones como factores de motivación, retención y productividad. El foco debe estar en el bienestar integral del profesional, donde realmente el balance personal y profesional sea tangible en términos de la experiencia de trabajar y pertenecer a una compañía donde la efectividad y la productividad son alcanzables a través del compromiso que se construye entre colaboradores y organizaciones, sin reducir todo a una obligación netamente contractual.

 

Los expertos resaltan que una empresa que cuente con un excelente ambiente laboral tiene un efecto positivo sobre los empleados, ya que un ambiente que favorece la motivación, el buen trato y las condiciones económicas, puede ayudar a que la organización obtenga mejores resultados en términos de productividad, reducción de ausentismo y menores índices de rotación.

 

Estudios de FTSE Russell, certifican que la tasa promedio de rotación voluntaria se reduce a 10,5% en empresas que deciden gestionar su ambiente laboral, mientras que para aquellas que no lo gestionan, la tasa promedio de rotación representa el 19,9%.

 

“Las compañías reconocidas como Great Place To Work® entienden que gestionar el ambiente laboral no solo se convierte en una tarea de empleadores, sino que involucra, en definitiva, a todos los colaboradores de la organización. Y es precisamente la suma de esfuerzos tanto individuales como conjuntos, los que finalmente posibilitan la consecución de objetivos y metas a corto, mediano y largo plazo”, aseguró Óscar Jiménez, director de proyectos de Great Place To Work®.