Avianca y Compensar inauguran su “Day Care” en el Aeropuerto El Dorado

Gracias a la alianza entre Compensar y Avianca que busca brindar más bienestar a los empleados y sus familias, este mes se inició la operación del Centro de Cuidado Infantil (Day Care) en el aeropuerto El Dorado de Bogotá, el primero de este tipo, el cual atiende a los hijos de los empleados de Avianca Holdings y sus unidades de negocio con edades entre los 4 meses hasta los 4 años.

 

Este espacio dedicado a los niños es administrado por la Caja de Compensación Compensar, donde por medio de actividades lúdicas, los pequeños tendrán además del cuidado requerido, un desarrollo integral de sus habilidades en un horario de 4:30 am a 2:30 pm.

 

El Day Care, ubicado en el cuarto piso del Aeropuerto Internacional El Dorado, tiene capacidad para atender a 35 niños a la vez y cuenta con puesto de primeros auxilios atendido por un auxiliar de enfermería, zonas de alimentos y lactario donde las madres podrán alimentar a sus hijos en un espacio cómodo y seguro; fue diseñado pensando en la seguridad de los menores, cuenta con corredores amplios, vidrios reforzados, baños con pisos antideslizantes, zonas de seguridad y bordes protegidos.

 

Al respecto, Darío Barrera, director general de aeropuertos de Avianca, añadió: “Es gracias al empeño, dedicación y gran trabajo de los diferentes equipos de aeropuertos que la operación de la aerolínea continúa mejorando y cumpliendo todos nuestros objetivos. Es por eso que el Day Care les permitirá hacer su trabajo con la tranquilidad de tener sus hijos cerca, en un lugar seguro y bajo el cuidado de los profesionales de Compensar”.

 

Gracias a esta iniciativa, desarrollada de la mano de Compensar, Avianca les brinda felicidad y bienestar a sus empleados de los diferentes equipos de los aeropuertos, al crear un ambiente laboral en el que la familia y el trabajo no son mutuamente excluyentes y con el que se propicia un incremento en la productividad, demostrando así, que el activo más importante de la aerolínea es su gente, ya que son ellos quienes le han llevado a volar alto.